Se redujo en 35.276 millones de euros El volumen de nuevas operaciones de préstamo en bancos y cajas de ahorros destinados a particulares. El descenso es el resultado no sólo del endurecimiento de los requisitos que han establecido las entidades financieras de crédito por precaución, sino también por el paulatino crecimiento del desempleo. Según datos aportados por el Banco de España, la actividad crediticia registró un fuerte encogimiento en cuanto a concesión de nuevas operaciones crediticias. El volumen de nuevos préstamos hipotecarios concedidos durante todo el ejercicio pasado ascendió a 73.154 millones, lo que supone un 15,89% menos respecto a los 87.074 millones del año anterior. En créditos al consumo la financiación nueva ascendió a 31.754 millones, un 24,32% menos, mientras que los préstamos personales para otros fines registraron una disminución del 19,61%.