El flujo de crédito registró un Pequeño incremento en los tres primeros meses del 2010 y los requisitos de las entidades bancarias para la concesión de financiación se han moderado a la baja, según la Encuesta de Préstamos Bancarios del Boletín Económico del Banco de España correspondiente al primer trimestre del año 2010.

Aún así, el organismo supervisor señala que aunque la oferta de crédito haya aumentado, la variación resulta pequeña en comparación con las registradas en sentido contrario en anteriores trimestres.

Según los criterios del Banco de España, se constata que el flujo en la concesión de préstamos a empresas a experimentado este primer trimestre del año una cierta moderación, por primera vez desde el pasado año 2006, mientras que las condiciones para la concesión de préstamos hipotecarios a las familias Españolas para adquirir una vivienda se mantuvieron y para préstamos personales dedicados al consumo se mantuvieron prácticamente en los niveles anteriores.

De forma modesta Las condiciones de acceso a la financiación mayorista tendieron a la mejora durante el primer trimestre del año, aunque. En España, las entidades percibieron un ligero empeoramiento en los instrumentos de medio y largo plazo y algo mayor en la capacidad para transferir riesgo de crédito fuera de balance.

También nos señala El informe, que en España los criterios para la concesión de nuevos préstamos a sociedades y autónomos se produjo independientemente de los Importes y plazos de las operaciones y del tamaño del prestatario o solicitante.

Todo esto sucede en consecuencia de una ligera expectativa de mejora de la situación económica y de los riesgos relativos a las garantías aportadas.

La condición que más se ha endurecido en España, a sido el aumento en el margen de las operaciones de mayor riesgo, Las condiciones aplicadas a los nuevos préstamos.

Volvió a apreciarse una caída relativa en la concesión de préstamos a largo plazo y también en las prevenientes a grandes empresas, Las peticiones de fondos en España, permanecieron estables por parte de las sociedades en su conjunto.