El Tesoro deja de pagar por el rating de S&P y trabajará solo con DBRS

http://ccab.com.ar/ Comentarios desactivados

España rescindirá este año su contrato con la agencia de calificación financiera Standard Poor’s, con lo que pondrá fin definitivamente al pago por los servicios de las tres principales agencias del mundo. Ya resincidió el contrato con Moody’s en 2016 y el de Fitch, en 2017.

Después de la mejora de calificación financiera lograda el pasado viernes por parte de Fitch, el Tesoro cree llegado el momento de prescindir de la calificación obligada de su perfil crediticio por parte de estas agencias. “Consideramos que no es necesario trabajar con todas ellas, dado el clima de confianza que existe en la actualidad en la economía española, a diferencia de otras épocas” señalan fuentes del Tesoro. La institución explica que la renuncia a recibir el rating ya es una práctica común en otros países desarrollados y que, en cualquier caso, las agencias seguirán emitiendo la calificación habitual sobre la deuda soberana española, aunque a partir de ahora el Tesoro deje de contratarlas para ello.

Únicamente se mantendrá el contrato con la agencia canadiense DBRS, sin que el Tesoro haya explicado los motivos para su continuidad. Además del rating soberano, DBRS dará calificación a las emisiones individualizadas de bonos del Tesoro. 

España seguirá por tanto contando con el rating de las principales agencias de calificación financiera, aunque será no solicitado. Después de todo, el rating soberano es referencia obligada para establecer el nivel de riesgo de las empresas y entidades financieras de un país.

 Fuentes financieras explican que la renuncia al contrato, de vigencia anual, es habitualmente sinónimo de mejoría económica. La renuncia al rating no era en cambio planteable durante la crisis, cuando esa calificación financiera era exigida por los inversores y carta de presentación obligada en mercado.  

Article source: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/01/23/mercados/1516710919_428356.html

Full Article

http://ccab.com.ar/ Comentarios desactivados

Diversos medios locales e internacionales reportan un caso de estafa atribuido al restaurante Osteria de Luca cercano a la Plaza de San Marcos en Venecia, en el que un grupo de estudiantes japoneses pagaron mil 143 euros (26 mil 423 pesos al tipo de cambio actual) por una orden que consistió en tres filetes, un plato de pescado frito y una botella de agua mineral. Para muchos, el fraude es consecuencia de la tursimofobia.

Lo vivido por los universitarios de origen japoneses en una de las ciudades más emblemáticas de Italia adquirió el calificativo de estafa luego de que dos periodistas del diario Il Gazzetino acudieran al mismo restaurante e hicieran un pedido similar al de los jóvenes japoneses y pagarán una cuenta total de 82 euros al ser identificados como periodistas de un diario local. Los representantes del diario pagaron por el file 18 euros, 50 euros por el pescado, 4 euros por la botella de agua mineral y 10 euros más por el servicio.

Comprobante de compra entregado a los estudiantes japoneses. Imagen: El País

Tal como lo reportan desde el diario Venezia Today, casos como el anterior se han convertido en algo recurrente en zonas de alta afluencia turística como es el caso de Venecia.

La tendencia puede responder al fenómeno conocido como turismofobia es un concepto que durante los últimos tiempos ha ganado peculiar relevancia. En términos generales hablamos de un fenómeno caracterizado por el temor, aversión o rechazo social que sienten los ciudadanos locales de un destino turístico hacia los visitantes, como consecuencia de la mala planificación de dichos espacios, en donde los problemas son mayores a las soluciones que la afluencia turística representa.

En otras palabras la turismofobia aparece cuando la capacidad de un destino se ve rebasada y los recursos, tanto ambientales como de servicios y productos básicos tienden a deteriorarse así como a ser insuficientes, por lo que los residentes se sienten incomodos y en posición de rechazo.

El trato distintivo en precios a los turismos es un mecanismo de defensa ante los impactos que este fenómeno supone.

Desde CNN reportan que durante el año pasado, habitantes locales de Venecia protagonizaron una serie de protestas ante la gran cantidad de turistas que llegan a dicho destino cada año. Se estima que cada año más de 5 millones de turistas vistan dicha ciudad, cifra que contrasta con los 50 mil residentes contabilizados, en poco menos de 15 años se prevé que la gente local habrá migrado a otras ciudades ante el hartazgo y falta o deficiencia de los servicios básicos, con lo que en 2030 Venecia podría quedar sin habitantes nativos.

Este fenómeno se réplica en otras ciudades del mundo tales como Barcelona, en donde la población indica que el turismo es para el principal problema que tiene la ciudad por encima de del desempleo, el tráfico o el acceso a la vivienda.

El dato no es menor si considera el histórico de la percepción al respecto. De acuerdo con el Ayuntamiento de Barcelona, en diciembre de 2011, la preocupación por este aspecto alcanzaba apenas un 0.8 por ciento; seis años después el rango alcanzó el 19 por ciento de las menciones, lo que supone ocho puntos más que en diciembre del 2016 (11 por ciento); y más de 13 puntos que en mayo del 2016 (5.8 por ciento).

Si bien el turismo es fuente de ingresos y sustento de la economía para muchos mercados, lo cierto es que tanto empresas como gobiernos tendrán que trabajar de manera conjunta para encontrar soluciones que, por un lado, deberán apostar por adaptar la oferta local a las nuevas exigencias de los turistas, pero que por otro no deberán olvidar las garantías de los residentes locales, mismos que figuran como parte esencial para mantener la rentabilidad del gran negocio que representa esta industria.

Article source: click to read more

click here

http://ccab.com.ar/ Comentarios desactivados

El Tesoro ha decidido aprovechar el excelente momento de mercado del que disfruta la deuda soberana española y ha lanzado un bono sindicado a 10 años, con vencimiento en abril de 2028. El precio de la colocación ha sido de 46 puntos básicos sobre midswap –la colocación comenzó con un diferencial de 50– gracias a una demanda  disparada hasta los 45.000 millones de euros, muy por encima de las expectativas, que apuntaban a peticiones por alrededor de 30.000 millones. El importe adjudicado ha sido de 10.000 millones de euros.

El Tesoro ha dado mandato a Barclays, BBVA, Citi, HSBC, Natwest y Santander para la colocación. La emisión sindicada se realiza al margen del calendario habitual de subastas y permite la colocación directa en función de la demanda de los inversores. Según reconoce el Tesoro en su estrategia para este año, “permite emitir mayores volúmenes que en una subasta ordinaria, garantizando a la vez la distribución del valor entre una base inversora diversificada”.

Las emisiones sindicadas se han empleado de forma habitual en los últimos años para plazos de 10 o más años. En el inicio del pasado año, el Tesoro lanzó un bono sindicado por 9.000 millones que registró una demanda de 34.000 millones de euros. Las peticiones registradas en la subasta de hoy han sido superiores y han alcanzado un nivel récord en las emisiones sindicadas del Tesoro español, según ha apuntado desde Bruselas el ministro de Economía, Luis de Guindos. Los 45.000 millones de euros de demanda incluyen en cualquier caso posibles solapamientos por parte de un mismo inversor que haga peticiones a más de un banco colocador, puntualizan en fuentes financieras. 

La emisión iniciada hoy aprovecha el fuerte descenso que registra la prima de riesgo española en las primeras semanas del año. Hoy está al filo de los 80 puntos básicos, en niveles que no se recordaban desde marzo de 2010. La reciente mejora del rating por parte de Fitch, anunciada el pasado viernes, ha servido de detonante para ese descenso, que está desafiando noticias negativas como la revisión a la baja realizada por el FMI de su previsión de crecimiento económico para España este año a causa de la crisis catalana. Se trata de la única revisión a la baja entre las economías desarrolladas, que han sido revisadas al alza.

La emisión sindicada de hoy se enmarca en el objetivo de financiación marcado para 2018, en el que el Tesoro prevé lanzar deuda por un total de 220.145 millones de euros, de los que 126.310 millones serán emisiones de deuda a largo plazo.

Article source: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/01/23/mercados/1516699620_338393.html

La banca alcanza en tres semanas casi todo el potencial previsto para 2018

http://ccab.com.ar/ Comentarios desactivados

La banca española ha comenzado el año con fuerza en Bolsa, con rentabilidades que llegan a superar el 10% en apenas tres semanas. Y el rally está siendo tan intenso que ya casi se ha alcanzado todo el potencial de subida inicialmente previsto para 2018, por no decir que en algunos casos se ha agotado. La banca es de hecho el sector por el que apuestan numerosos gestores de Bolsa española en su posición de partida este año, aunque el impulso inicial que ha registrado el sector va a obligar a hacer un alto en la actividad compradora, según reconocen fuentes de mercado.

Sabadell y CaixaBank lideran los ascensos entre los valores bancarios del Ibex, con alzas respectivas del 15,37% y el 13,65% que les han permitido dejar atrás el castigo sufrido en el mes de octubre a causa del desafío independentista catalán. Este rally ha llevado a Sabadell a colocarse ya por encima del precio objetivo del consenso de mercado para este año, en los 1,84 euros por acción según datos de FactSet facilitados por Link Securities. Así, en el inicio de año ese consenso apuntaba a una subida para el valor del 9% en 2018, ascenso que ha sido superado con creces.

En CaixaBank, la subida de las tres primeras semanas del año todavía no ha agotado el potencial inicialmente previsto para 2018 pero casi. Tras el alza del 2,62% de la sesión de ayer, se reduce a apenas el 0,68%.

Bankinter, con un alza que también alcanza el 10%, cotiza ya muy por encima del precio objetivo del consenso de mercado: en los 8,75 euros, frente a los 8,1 de la valoración de consenso. El alza más discreta en lo que va de año dentro del sector bancario español es la de BBVA, del 5,39%, ante lo que conserva el mayor potencial, del 2,67%.

Con las revalorizaciones bursátiles registradas en las tres primeras semanas del año, también se ha evaporado el descuento con que cotizaban la gran mayoría de bancos españoles, que han ampliado la prima con que cotizan frente a la banca francesa o alemana. Santander, CaixaBank y BBVA ya cotizan en línea con su valor en libro. Bankinter amplía su prima y cotiza ya a 1,8 veces sobre valor en libros. Sabadell apenas conserva un descuento del 20% respecto al valor en libros, que es del 10% en Bankia y del 40% en Unicaja, según los datos de FactSet.

“Lo normal sería que la evolución bursátil de los bancos se estanque tras estas subidas, se ha consumido ya mucho potencial. Corremos el riesgo de que suceda como el año pasado, con un fuerte rally en los primeros meses que se desinfló después”, señala un analista de banca. Fruto de estas revalorizaciones, algunas firmas de análisis están ajustando al alza sus valoraciones. Es el caso de Barclays, que acaba de elevar ligeramente el precio objetivo de Sabadell, desde los 2, a los 2,1 euros por acción, concediéndole por tanto más potencial. Deutsche también ha ajustado levemente al alza su valoración de BBVA, Bankinter y Sabadell –en este caso desde los 1,83 a los 1,95 euros–, al tiempo que ha recortado su recomendación para Bankia a mantener desde comprar, después de una subida en el año que supera el 5%. Se trata en todo caso de ajustes de valoración puntuales, que no llegan a ampliar de forma significativa el recorrido alcista que le pueda quedar al sector, de acuerdo con el consenso. “Los catalizadores de nuevas subidas siguen siendo los mismos: que crezca el crédito y que mejoren los diferenciales. Pero esto no se va a apreciar todavía en la próxima campaña de presentación de resultados. Será difícil que haya sorpresas positivas y fácil que puedan decepcionar”, comenta un analista de banca de una firma internacional.

La clave para la continuidad del despegue bursátil de la banca estará en los próximos mensajes que lance el BCE. La expectativa de retirada de estímulos monetarios se ha intensificado en el inicio de año y desatado el rally del sector, aunque la previsión mayoritaria en el mercado siga siendo que el alza los tipos de referencia no llegará hasta finales de 2019. Una pequeña señal que lo anticipe basta sin embargo para impulsar las cotizaciones. “En 2017 hubo varios momentos en que se esperaba que subieran y otros en que bajaran. Este año en cambio sí hay más probabilidades”, añade un analista.

Una subida de 100 puntos en la curva de tipos

La subida de los tipos de referencia de la zona euro, en el 0% desde marzo de 2016, no se prevé hasta al menos finales de 2019 pero en el proceso hasta que esto suceda, irán aumentando las rentabilidades de la deuda, clave para la mejora de márgenes en el negocio bancario.

Una subida de 100 puntos básicos en la curva de tipos tendría como principales beneficiarios en Bolsa a Liberbank, UBI, Commerzbank, Erste y Banco BPM, según apunta un informe reciente de Kepler Cheuvreux. La firma añade que tal subida apenas tendría impacto en un plazo de cinco años en Sabadell, BBVA, Natixis, Credit Agricole y Mediobanca.

El encarecimiento de la curva de tipos será en cualquier caso progresivo. En Unicredit estiman que la rentabilidad de la deuda a largo plazo se elevará este año en 25 puntos básicos, mientras que el euríbor apenas registrará cambios y cerrará el año aún en terreno negativo. En Bankia sí confían en cambio en que el euríbor finalice 2018 en positivo, favoreciendo con ello el crecimiento de su margen de intereses.

Article source: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/01/22/mercados/1516647962_580690.html

Diseñado por j david macor.com. WP Theme & Icons originales por N.Design Studio. Traducido por Trazos Web.
Entradas RSS Comentarios RSS Iniciar sesión